Sistemas separativos

Conviene recordar que el 88% de los colectores en España son del tipo unitario y también el 71% en Europa. Es por ello que las mejores soluciones al drenaje y saneamiento vienen dadas para este tipo de redes, si bien desde hace unos pocos años ya se han desarrollado diversos tipos de estructuras y soluciones para no contaminar tampoco en las redes separativas, lo cual viene actualmente obligado por la directiva europea European Water Framework o Directiva Marco del Agua.

Tal es así, que todos los países debemos localizar los puntos de vertido de contaminantes a los cauces y actuar sobre ellos, ya no sólo en las aguas industriales sino también en las pluviales, como pueden ser las aguas de lluvia recogidas en las autopistas, parkings, aeropuertos, polígonos industriales…

Se presentan a continuación las soluciones típicas para las aguas puramente pluviales.
NOTA: se recomienda dar un vistazo al Manual de tipologías para ver todas las configuraciones posibles.


Separadores CleanWater

Balsa de tormentas

Una de las soluciones más utilizadas, sobre todo en Alemania y Francia, vienen siendo las denominadas balsas de tormentas. Dichas balsas se colocan principalmente en las autopistas, y sabiendo como dimensionarlas resultan muy útiles para la retención de los hidrocarburos, metales y contaminantes flotantes recogidos por las aguas de lluvia que limpian la calzada.
El agua se retiene en las balsas gracias a un regulador de caudal vertical, el cual deja salir al río la cantidad de agua limpia que éste es capaz de asimilar y retiene el resto, forzando la sedimentación de las partículas contaminantes en su interior.

Clean Water ingeniería puede calcular el caudal máximo que se nos permite aliviar al río según las características del mismo, así como el volumen y diseño más propicio de las balsas correspondientes en función de su emplazamiento.

Las balsas de tormenta también se suelen emplear adosadas a un tanque de tormentas de cualquier tipo, generalmente en sistemas unitarios; así en el tanque se retienen las primeras aguas de lluvia y la balsa sirve para capturar únicamente las aguas más ‘limpias’ o por lo menos muy diluidas.


Aliviadero compacto con separador de hidrocarburos

Las balsas de tormentas no son la única solución que existe para sistemas separativos; en España se viene realizando la limpieza de las aguas pluviales por medio de separadores de hidrocarburos, que separan y almacenan los lodos y los hidrocarburos de las aguas sucias.
Pero dichos separadores resultan inútiles si se dimensionan para un caudal demasiado pequeño o costosos y sobredimensionados si se hace para el caudal punta, el cual en principio solo ocurre una vez cada cinco años.

Es por eso que presentamos los aliviaderos de tormenta compactos como la mejor solución y optimización al uso de los separadores de hidrocarburos. Gracias a éstos al interior del separador de hidrocarburos únicamente pasan las primeras aguas de lluvia, que son las más contaminantes, a través de un regulador de caudal. Y se alivia el resto del agual relativamente limpia, por encima de un aliviadero con una pantalla antiflotantes directamente a cauce.


Clean Water ingeniería

Tanque de tormentas clarificador

Esta opción, muy similar al tanque de tormentas convencional o de primer lavado, se puede emplear en cualquier sistema separativo y también en los sistemas unitarios donde no vaya a entrar el denominado ‘first-flush’ o como último tanque al final de una línea regulada por otros tanques de tormenta.

Este tipo de tanques deben cumplir unas restricciones de diseño, pero resultan unas estructuras con mucho mejor rendimiento que los tanques de tormenta convencionales; ya que no sólo sirven para regular el caudal de salida y retener un cierto volumen de agua sucia, sino que en su interior ocurre un tratamiento por sedimentación gracias al cual se logra capturar una mayor cantidad de partículas contaminantes.


Tanque de tormentas con lamelas

Es un tanque de tormentas muy particular, únicamente para tratar las aguas pluviales.
En este tipo de tanque también se añade un tratamiento de las aguas sucias a las funciones del tanque de tormentas convencional, pero en este caso el tratamiento es por retención de las partículas contaminantes gracias a hacer pasar el agua sucia a través de unas lamelas antes de ser aliviada.

Este tipo de tanque, al igual que el anterior, resulta una estructura mucho más eficaz que los tanques de tormenta de primer lavado; hablando de la calidad del agua vertida a cauce.


Acceso a zona privada

Para poder descargar este material debe acceder con su usuario y contraseña.


¿Todavía no tiene sus datos de acceso?

Regístrese a través del siguiente formulario

Deseo registrarme ×